domingo, 13 de octubre de 2013

Tresite: una experiencia de vida

Mi historia inicia precisamente a las 6:15 de la mañana y no de hace 7 años cuando comenzó esta increíble aventura llamada TRESITE; sino hace unos días,  muy temprano preparándonos para volar a Monterrey a una reunión de trabajo con uno de nuestros clientes y a su vez encontrarme también con Carlos (Socio de Tresite, la “copia”, aunque el dice ser el “original”, -- somos gemelos--) . 
Esta vez solo iremos Carlos y yo, Laura por su parte (Socia de Tresite, nuestra Wita) nos dejó el changarro para disfrutar de unas merecidas vacaciones. 
 
Puntual llega el taxi y nos dirigimos al aeropuerto de la ciudad de México, pero oh sorpresa!!, el taxista me informa que el acceso al aeropuerto está cerrado y tendremos que tomar una ruta alterna. La causa, manifestación de maestros en contra de la reforma educativa. La verdad no pretendo hablar del tema, esa es otra historia y por esta ocasión no hay más remedio que respirar profundo y esperar lo mejor, pensar en llegar a tiempo para abordar el vuelo. 
 
Afortunadamente con la experiencia del taxista, atravesando calles que desconocíamos, llegamos al aeropuerto y despegamos con normalidad. El vuelo México-Monterrey es relativamente corto, una hora aproximadamente, tiempo suficiente para recuperar lo no dormido por la desmañanada; aunque en esta ocasión mejor pensamos un momento en la reunión de trabajo y las nuevas expectativas y oportunidades que pudieran surgir después de ella.
 
En días anteriores a la reunión surgió la posibilidad de ofrecer algo nuevo en el servicio con nuestros clientes, una nueva forma de hacer las cosas y generar VALOR  a lo que hacemos. Entendiendo VALOR como alinear las estrategias del cliente, los objetivos de empresa y sus estrategias económicas. 
 
Ya en Monterrey, con esta idea, nos dirigimos a la reunión, a recopilar ideas y comentarios, obtener retroalimentación de uno de nuestros clientes de ya varios años. Estamos listos, veamos que obtenemos. 
 
En el trayecto, la plática nos envuelve en reflexionar muchos temas, y a mi mente viene uno: 
Hace 7 años surge Tresite con la imperiosa necesidad de nuestros clientes de tener un apoyo tecnológico, de evolucionar su sitio y dar dinamismo a los contenidos generados en sus diferentes plataformas web.
 
Al inicio nuestra carta de presentación fue respaldada con nuestra herramienta WCMS llamada SACS, herramienta propietaria desarrollada con tecnología Microsoft que permite administrar los diferentes tipos de contenido en los sitios web. Pero la experiencia nos demostró que no sólo era necesario una herramienta, el apoyo humano era indispensable para que existiera una relación de confianza entre Tresite y nuestros clientes. La herramienta no vive por sí sola, al final no deja de ser una simple herramienta. 
Y en ese momento ante la oportunidad aprovechamos nuestro más grande diferenciador: el "Servicio al Cliente". 
 
En la cultura de Tresite, mas allá de la oferta tecnológica, buscamos fomentar  como principal prioridad el soporte humano, la empatía y preocupación con nuestros usuarios y clientes, la atención oportuna. La convicción de apoyar, no importando tiempo y lugar, día festivo, fin de semana, horario fuera de oficina y madrugadas. 
Es un valor que se transmite y se adopta por cada uno de los que forman la empresa. 
Y nos atrevemos a decir, que actualmente contamos con gente muy comprometida que respeta este valor, y en definitiva nos sentimos muy orgullosos. Recuerdo una anécdota donde uno de nuestros recursos estaba trabajando en las primeras horas del "año nuevo" atendiendo a uno de nuestros clientes. Eso es realmente satisfactorio, y así podríamos contar otras muchas historias. 
 
Finalmente la necesidad es cubierta con estos dos componentes, un apoyo tecnológico y un apoyo humano. Así se forma la oferta de Tresite. Quien iba a pensar a los que iniciábamos que más que una experiencia laboral se convertiría en una experiencia de vida. 
 
Durante estos 7 años, la necesidad de nuestros clientes ya no es la misma, evoluciona en diferentes aspectos, en ocasiones con mayores exigencias, con mayor rapidez, y en otras tantas con lentitud, en pausa, y con cierta incertidumbre. Pero esa evolución demanda que constantemente nos adaptemos, y hoy más que nunca requiere de esa fácil adaptación y sobretodo anticiparse a los cambios.  

Esta evolución ha generado infinidad de experiencias en Tresite y con nuestros clientes, experiencias que nos enriquecen como personas y profesionales y que mejor que disfrutándolo haciendo lo que más nos gusta y nos apasiona. No cabe duda que los éxitos de Tresite son los éxitos de nuestros clientes. El ser parte de proyectos exitosos alimenta la motivación diaria para seguir trabajando.
 
Después de estos años, actualmente hay muchas inquietudes en la industria, sobre todo en la editorial, hemos descubierto que no hay formulas generales que apliquen para todos, algunos les funciona a otros no, ¿qué herramientas utilizar?, ¿qué estrategias seguir?, son algunas de las preguntas que surgen en reuniones de trabajo.
Se escuchan en el medio nuevos términos, Inbound Marketing, Consolidation, Conversion Centered Designed, Responsive Design, Paywall, Landing Pages; y otros no tan nuevos Open Source, API´s, advertisement, social media, entre otros. 
 
De este lado de la cancha, con nosotros los proveedores no hay opción, la complacencia no es parte del juego, adaptarse rápidamente es indispensable, creación de constantes actualizaciones a las herramientas, plataformas robustas, diversificación de la oferta para usuarios cada vez con mayor conocimiento tecnológico y habilidades: desarrolladores, marketers, editores,  tomadores de decisiones. 
 
Pero existe un factor aún más importante, y ha sido parte del inicio de nuestro oferta y componente principal en la necesidad, el ya mencionado  “Servicio al cliente”. 
Pero para Tresite, no en la forma tradicional como lo percibíamos hace 7 años. Si la necesidad evoluciona, la oferta debe evolucionar.  
 
Servicio al Cliente + Oferta tecnológica = Realización estrategias del cliente
 
No es nada nuevo pero cada parte tiene características diferentes que hacen muy interesante la oferta.
 
Ya de regreso en las oficinas de Tresite, después de la junta de trabajo, ¿Cuáles son los resultados?, entusiasmo, empatía, visión, retos y nuevas necesidades. Los términos nuevos en la industria no tienen sentido si no son compartidos, cuestionados, analizados, y en este caso en una relación cliente-proveedor de alta confianza.
 
Existen conclusiones a aterrizar, la creación de nuevas formas de trabajo, alianzas con gente talentosa (Consolidación de ofertas),  y canalizar nuevamente a nuestros recursos son tareas que estaremos planificando. Transformando nuestra visión del servicio y generando más valor a nuestros clientes.  Creación de nuevos modelos de negocio proveedor-cliente, ¿porque no?. La cercanía con nuestros clientes es ahora indispensable.  
 
En mi memoria espero recordar la manifestación de los maestros, como una simple anécdota de los días en que empezamos a transformarnos. 
 
Es un reto interesante. Dentro de poco les contaremos algunos resultados. 


By Marco Flores


Marco Antonio Flores Virués
Puesto en Tresite: Dirección SACSPro
Twitter: @marco_floresv

Partner de Tresite, responsable de la herramienta de administración de Contenido SACSPro y evolución de la misma. Enfocados para que el usuario final obtenga la mejor experiencia de usuario. Apasionado de Tresite, Viajar y la Familia.

Visita nuestra pagina web y lee mas sobre nosotros y lo que ofrecemos para tu compañía. 


@Tresite 

1 comentario:

  1. Como bien dices... los éxitos son de nuestros clientes, pero cuando ellos los comparten con nosotros y su equipo de trabajo con quienes conviven diariamente es una satifsacción incomparable.

    Recuerdo con mucho cariño por ejemlo el lanzamiento de Telemundo de Puerto Rico y el correo de Ivelisse Cortés, la persona responsable del área comercial y editorial del sitio en aquella época... que nos dijo: "SABÍA QUE PODÍA CONTAR CON USTEDES".

    Así como ése correo guardo con mucho cariño emails de otros clientes de Grupo Ferré y/o Vanguardia, que con el paso del tiempo, llegan a convertirse en "amigos".

    Buen blog Marco =)

    ResponderEliminar